¿Qué es el testamento de hermandad?

La Ley 199 del Fuero Nuevo de Navarra lo define así: “Es testamento de hermandad el otorgado en un mismo instrumento por dos o más personas”.

En definitiva, es un documento a través del cual dos o más personas se nombran recíprocamente herederas, de modo que, si fallece una de ellas, entonces las que sobreviven son las que heredan.

En Navarra, es muy frecuente que los cónyuges o parejas estables otorguen este testamento, pero podrían hacerlo otras personas sin vínculo familiar (por ejemplo, un grupo de amigos). El único requisito es ostentar la condición civil navarra, pudiéndose otorgar incluso en el extranjero. 

Este testamento, ¿se puede revocar? 

Sí, siempre y cuando se haga por todas las personas que lo otorgaron, y en vida de todas ellas. 

Una vez fallezca alguna, se vuelve “irrevocable”. Ahora bien, la Ley 202 del Fuero Nuevo de Navarra contempla algunas excepciones a esta irrevocabilidad, siendo la más importante la posibilidad de que, si así se dispusieron los otorgantes, podrá ser revocado pese al fallecimiento previo de alguno de ellos. 

Si hago un testamento de hermandad, ¿entonces no puedo disponer de mis bienes libremente? 

Sí, salvo cláusula en contrario en el testamento, en vida puedes disponer de los tuyos, e incluso de otros que hayas recibido de otro testador fallecido, siempre y cuando lo hagas a título oneroso (por ejemplo, una operación de compraventa). 

Ahora bien, si lo que quieres es disponer de tus bienes a título lucrativo (por ejemplo, donarlos a alguien), necesitarás o bien que así se haya establecido en el testamento de hermandad, o que el resto de otorgantes muestren su conformidad. 

Quiero hacer testamento de hermandad con mi cónyuge, pero también quiero nombrar herederos a mis hijos, ¿puedo hacerlo al mismo tiempo?

Sí. De hecho, en Navarra es frecuente hacerlo así. En este caso, si uno de los cónyuges fallece, el otro se convertiría el heredero universal. Ahora bien, cuando fallezca el último, entonces serían los hijos quiénes heredarían lo que restara de patrimonio, en la forma y proporción en que se hubiera dispuesto. 

Si hago un testamento de hermandad con mi cónyuge o pareja estable, y me separo, divorcio o cancelo la inscripción, ¿qué ocurre?

En estos casos, tal y como dispone la Ley 200 del Fuero Nuevo de Navarra, el testamento deviene automáticamente ineficaz, lo que significa que los otorgantes no tienen que realizar ningún trámite adicional. 

¿Este testamento es propio del Régimen Foral Navarro o existe también en otros territorios?

Es propio del Régimen Foral Navarro, y aunque la legislación civil estatal contempla figuras similares, como el “testamento mancomunado”, sus características, efectos y regulación son totalmente diferentes. 

El testamento de hermandad es tan sólo una de las particularidades que en materia sucesoria presenta el Régimen Foral Navarro con respecto a la legislación común. 

Si tienes cualquier duda, ¡no dudes en consultarme!