La aceptación de herencia

¿Qué significa aceptar una herencia?

La aceptación de herencia es aquél acto mediante el cual, quién está llamado a suceder (mediante designación testamentaria o, en su defecto, orden legal) manifiesta libre y voluntariamente su voluntad de aceptar la herencia. 

Es importante tener en cuenta que la aceptación de herencia es un acto irrevocable. 


Desde que fallece el causante, ¿qué plazo hay para aceptar la herencia?

El impuesto de sucesiones ha de pagarse en un plazo máximo de 6 meses desde el momento del fallecimiento, por lo que lo aconsejable es aceptar la herencia antes de que transcurra ese plazo.

De lo contrario, Hacienda podría iniciar un procedimiento sancionador frente a los herederos, siempre dentro del plazo de prescripción de 4 años (a contar desde que transcurren los 6 meses posteriores al fallecimiento). 


¿Cómo se acepta una herencia?

La aceptación de herencia puede hacerse de forma expresa o tácita.

 De hacerlo expresamente, caben dos opciones de aceptación: 

  • En documento privado; cuando hay sólo un heredero o cuando concurren otras circunstancias puntuales.
  • En documento público; en los demás casos.

La aceptación tácita se da cuando los herederos realizan actos que suponen necesariamente la voluntad de aceptar, o que no se podrían hacer sino con la cualidad de heredero.

Al aceptar una herencia que contenga deudas, ¿los herederos han de hacerse cargo de estas últimas? 

La legislación foral navarra, a diferencia de la estatal, no exige aceptar una herencia expresamente “a beneficio de inventario” para eximir a los herederos del pago de las deudas del causante con sus bienes propios. 

Esto es así porque en Navarra las deudas generadas por el causante que continúen pendientes al momento de su fallecimiento se pagan únicamente con los bienes que integran la herencia. 

Es decir, aún en el caso de que los bienes de la herencia no alcancen para el pago de la totalidad de las deudas, los acreedores no podrían exigir el cobro del patrimonio privado de los herederos. 


¿Los herederos están obligados a aceptar la herencia?

Por supuesto que no. Existe siempre la posibilidad de renunciar a ella, bien sea por motivos económicos (por ejemplo, imposibilidad de hacer frente al pago del impuesto de sucesiones) o porque se desee renunciar en favor de otro familiar. 


¿Cabe aceptar parte de la herencia, y renunciar al resto?

No. La legislación es muy clara en este sentido: tanto la aceptación como la renuncia ha de hacerse sobre la herencia al completo, por lo que no cabe hacerlo de forma parcial. 

Si necesitas una abogada de sucesiones que te atienda como te mereces, ¡no dudes en contactarme!